El Gral. Sánchez Ortega, miente cual villano

Gral. Sánchez

El Tte. Gral. Rafael Sánchez Ortega es el director del CESEDEN; ahí es nada. Aunque realmente tal y como lo manda el CESEDEN es nada o lo va a ser en breve. Tampoco, eso sí, tal y como está el patio de generales, podemos asegurar que otro lo haría mejor.

El Tte. Gral. Sánchez Ortega, ante el escándalo, sonrojo y humillación a las FFAA provocado por la intervención del indigente mental y moral podemita-comunista de Monedero (ver aquí artículo) en el curso de Estado Mayor, así como la de la patética Zaida Cantera, se ha cobijado cual gallina clueca bajo las faldas de Margarita Robles (a) “mofletes” y, entre ambos, han soltado un  eructo más de los muchos que llevan, sobre todo la ministro, y en abierta falsedad nos han querido colar básicamente lo que sigue para cubrir sus respetivas vergüenzas:

Zaida Cantera

Que el curso de EM dura 9 meses y con el mismo programa, simultáneamente, se accede a dos titulaciones, diplomado de Estado Mayor y máster oficial en Seguridad y Defensa por la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Que en el desarrollo del Real Decreto 339 y de acuerdo con la Ley de la Carrera Militar, en tiempos del ministro Morenés (PP), se reguló la integración en el sistema educativo general, siendo la UCM la encargada de impartir un ciclo de conferencias y asignándose dicho cometido al Departamento de Ciencias Políticas. Que no hay master de la UCM, sino que el curso es ya, de por sí, un máster reconocido por la UCM a cambio de impartir unas conferencias en el CESEDEN. Que la UCM firmó un convenio con el Director del CESEDEN para su financiación. Que en el curso de Estado Mayor hay un ciclo de conferencias impartidas por la UCM que es la que designa a los profesores. Que por ello fue Monedero a dicho centro. Y que por todo ello no ven problema alguno en que Monedero fuera al CESEDEN.

Pues bien, antes de entrar en el asunto, brevemente tenemos que manifestar algo que muy posiblemente le ha pasado desapercibido a quien, sin conocimientos, haya leído lo anterior, y es el absoluto despropósito de todo punto de vista, producto de ese maldito complejo de inferioridad intelectual que desde hace varias décadas aqueja a los militares en general, de que la carrera militar sea nada comparada con cualquier licenciatura universitaria, motivo por el cual dicha enseñanza está “integrada en el sistema educativo general”, o sea, que ya no es la Dirección General de Enseñanza de Defensa la que pita, sino el decano y/o catedrático de turno de cualquier universidad. También esa estupidez de que los que hacen el curso de EM tengan que salir con el master de Seguridad y Defensa, ni de la UCM ni de ninguna universidad; quien lo quiera que lo haga por su cuenta y se lo pague. Y para qué, cómo no, que encima sea Defensa la que lo financie. Vemos así una muestra más, entre muchas y desde hace tiempo, de cómo los militares se han bajado pantalones y hasta los calzoncillos; bueno, y en ahora también faldas y bragas. Así les va.

Dicho lo anterior, hay que manifestar lo que tanto “mofletes”, como el Tte. Gral. Sánchez Ortega han callado cual cortesanas, meretrices, busconas o pupilas: que a pesar de los pesares, la UCM sólo tiene derecho a proponer al CESEDEN una serie de profesores para impartir las conferencias de dicho master de Seguridad y Defensa, y que es el CESEDEN quien da el visto bueno, porque no hay acuerdo entre partes en que ambas no se reserven ciertos derechos, ergo, el CESEDEN pudo y debió haber vetado al petardo de Monedero si hubiera querido y hubiera tenido pelotas, bolas o huevos; si no lo hizo el Tte. Gral. Sánchez Ortega per se o revelándose contra órdenes que no se deben cumplir de “mofletes”, fue porque, además de pantalones y calzoncillos en esta ocasión se bajó hasta los güitos y criadillas; bueno, las pocas que le quedaban. Y si el acuerdo con la UCM no contemplaba dicha posibilidad, se deja en suspenso en el acto o se resciden, máxime cuando es el CESDEN quien lo financia, porque el que paga, manda; además de coger a quien lo firmó, esté donde esté, y meterle un paquete de tal calibre que le entre por donde ya sabemos y le salga por donde ni queremos imaginar. Pero más aún ¿y Zaida que no es más que diputada del PSOE? ¿Por qué no se la vetó? A esta pregunta ni el Tte. Gral. Sánchez Ortega, ni “mofletes” tienen nada que decir, claro.

Col. Aguado Arroyo: NO APTO PARA EL SERVICIO

Queda por saber la actitud de los alumnos del curso, todos oficiales supuestamente hechos y derechos con valor supuesto en sus hojas de servicio. Pero, a priori, y a falta de alguien que nos informe directamente, ya poco demostraron asistiendo a tamaña mascarada. Además: ¿hicieron preguntas ? ¿dieron coba? ¿aplaudieron la perorata de Monedero? ¿Y a Zaida? A juzgar por la fotografía del Col. Aguado Arroyo (no apto para el servicio) seguro que sí, y muy posiblemente también se bajaron los pantalones y calzoncillos, faldas y bragas, pero no para hacer un “calvo” colectivo monumental, que era lo suyo, sino para dejarse atacar por el derrière.

La razón a todo lo dicho nos la da, por desgracia, el twitter que sólo unos minutos después de salir del CESEDEN publicó el propio Monedero (ver arriba), sobre el cual ni “mofletes”, faltaría más, ni el Tte. Gral. Sánchez Ortega se han pronunciado… ni lo harán.

Por último, no se pierdan saber algo más sobre este patético general aquí citado, al que ya cogimos en pecado mortal hace unos meses. Que ustedes los disfruten:

Defensa provoca a Rusia

Gral. Ballesteros: premiar la ineptitud

Compartir

4 thoughts on “El Gral. Sánchez Ortega, miente cual villano”

    1. Estimado señor: efectivamente, y muchos también el honor, la decencia, el valor y puede que aún peor. Mil gracias por su exacto comentario. Saludos cordiales

  1. ……….
    Como militar me avergüenza que un proetarra de lecciones a objetivos de estos terroristas…..MUCHA VERGÜENZA.
    A VER SI TIENEN COJONES, A CITAR COMO SIGUIENTE PONENTE, A “ABASCAL”.
    Mucho complejo y pocas pelotas.

    1. Estimado seguidor: no se puede decir más, en realidad todo, en menos, ni tanto, con tan pocas palabras. De verdad admirable. Mil gracias. Saludos cordiales

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*